Uno de los más clásicos postres americanos para la época otoñal. Crujiente y dulce. Tómalo tibio y Acompáñalo con una bola de helado de vainilla.

Tamaño único 8 Raciones